lunes, 28 de septiembre de 2009

BEBIDAS ALCOHÓLICAS

DESTILADAS
Whisky

Es la bebida alcoholíca obtenida de la destilación del fermento de granos de cereal molidos y añejados en en barriles de madera.

El aporte calórico promedio de los whiskies es de 264 kcal, por cada 100 g (aproximadamente 100 ml) de bebida.

Vodka
el trigo, maiz, papas, caña de azucar o la combinación de cualquiera de estos. El proceso consistía en una filtración simple y rápida del fermento de estos vegetales usando un filtro a base de carbón vegetal, en lugar de un proceso caro y prolongado de destilacion. El líquido purificado era después reducido, sin añejarse (envejecerse), hasta ser potabilizado mediante la adición de agua destilada para luego embotellarlo.

Actualmente la graduación típica es de 45º, por lo que su aporte calórico al organismo por cada 100 mg (aproximadamente 100 ml) es de 315 kcal.

Licores

Los licores son las bebidas alcohólicas obtenidas tras proceso de destilación y que fueron aromatizadas y saborizadas dulces. Son de colores vivos, brillantes y su sabor dulce y fuerte suele ocultar su alta graduación alcohólica, la que varía entre los 27º y 55º según sea la mezcla y el productor.

Actualmente la graduación típica es de 45º, por lo que su aporte calórico al organismo por cada 100 mg (aproximadamente 100 ml) es de 315 kcal.

Brandy-Cognac

El brandy, también conocido mundialmente como Cognac es la bebida destilada obtenida a partir del fermento de vinos, jugo de uvas u otras frutas. Esta bebida, como todas las bebidas destiladas, es de alta graduacion alcohólica que, para el caso de 42º, aportan 290 kcal por cada 100 ml tomados.

Clasificación
Según el añejamiento, algunos productores califican a sus cognacs mediante la siguiente codificación:

  • Una "estrella": de 2 a 5 años
  • Dos "estrellas": de 3 a 8 años
  • Tres "estrellas": de 10 a 15 años
  • V.O.: Muy añejado (very old) de 10 a 15 años.
  • V.O.P.: Producto muy añejado 15 años
  • V.S.O.P.: Producto superior, muy añejado, 20 años
  • V.V.S.O.P.: Producto superior muy muy añejado, 25 años
  • X.O.: Extraordinario añejado, 30 años
  • EXTRA: Extraordinario añejado, 50 años.

FERMENTADAS

Cervezas

La cerveza es una bebida de bajo contenido alcohólico resultante de fermentar mediante levadura seleccionada, el mosto elaborado con malta de cebada, arroz, maíz, lúpulo y agua.

En promedio, cada 100 g de cerveza se consumen 46 kcal. Es decir que un chopp de cerveza de 300 ml contiene aproximadamente 150 kcal. Siendo su composición de un 94% promedio de agua.

Se adjudican a la cerveza propiedades terapéuticas para combatir los nervios, anemias e insomnio. A partir de trabajos publicados en 1984 se ha podido verificar la disminución de riego de infarto de miocardio en bebedores moderados en relación con abstemios.

Vino

el vino posee efectos psicoactivos: en dosis muy moderadas incrementa el apetito y provoca un cierto grado de desinhibición al ser ansiolítico, esta característica ansiolítica explica que, siempre en dosis bajas, sea hipnoinductor (favorezca al sueño) y sea tranquilizante. Sin embargo, como otros psicoactivos, las dosis elevadas (y se puede hablar de dosis elevadas cuando se superan los dos vasos) producen evidentes signos de intoxicación, siendo un depresor de la actividad cerebral, en tales casos las dosis elevadas pueden producir insomnio o, a la inversa, el dormir profundo del embriagado, las dosis elevadas también provocan una baja de la libido.

El consumo moderado favorece al sistema circulatorio (inhibe la formación de trombos) y, especialmente al corazón merced a la presencia de polifenoles como el resveratol disminuyendo el llamado colesterol malo (LDL) e incrementando el HDL colesterol; el vino tinto por otra parte debe su color a la presencia de las antocianinas substancias antioxidantes que se encuentran también en las uvas obscuras. Reduce la incidencia de diabetes mellitus tipo 2

Salvatore P. Lucia, profesor de medicina de la Escuela de Medicina de la Universidad de California, enseña que el vino es la más antigua bebida dietética y el más importante agente medicinal en uso continuado a través de la historia de la humanidad. En realidad, pocas otras sustancias disponibles al hombre se han recomendado tan extensamente por sus facultades curativas como los vinos. Ha sido usado extensamente en el tratamiento de enfermedades del sistema digestivo, siendo particularmente provechoso en la anorexia, la hipoclorhidria sin gastritis y la dispepsia hiposténica. La insuficiencia hepatica secundaria responde favorablemente al vino blanco de mesa seco no adulterado. El contenido de tanino y las propiedades antisépticas ligeras del vino lo hacen valioso en el tratamiento del cólico intestinal, la colitis mucosa, el estreñimiento espasmódico, la diarrea y muchas enfermedades infecciosas del sistema gastrointestinal

una investigación según la cual el consumo de un vaso de vino diario es bueno para la salud en los mayores de 40 años porque ayuda a reducir el colesterol y la artritis.De acuerdo con dicho estudio, el vino contiene unos antioxidantes denominados polifenoles generadores de anticuerpos que destruyen los genes que predisponen la aparición de las referidas patologías.

El consumo moderado de cerveza o vino está relacionado con una mayor densidad mineral ósea en hombres y mujeres de más de 60 años, según un estudio epidemiológico publicado en el último número de American Journal of Clinical Nutrition.

El estudio, desarrollada por el Centro de Investigación sobre Nutrición Humana de la universidad Tufts, de Boston (Estados Unidos), se basó en el análisis de la densidad mineral ósea en muestras tomadas en las caderas de mil 182 hombres, mil 289 mujeres posmenopáusicas y 248 premenopáusicas.

La revista anglosajona Annals of Rheumatic Diseases publicó en junio de 2008 que la ingesta del equivalente a cinco copas de vino a la semana puede reducir el riesgo de artritis reumatoide en hasta un 50%.

El alcohol tiene propiedades antiinflamatorias que puede proteger contra enfermedades del mismo tipo, según investigadores del instituto Karolinska, de Estocolmo, que estudiaron a más de 2 mil 750 personas y tuvieron en cuenta los riesgos genéticos y medioambientales de desarrollo de la artritis.


vino tinto por cada 100 ml 65 Cal
vino rosado por cada 100 ml 74 Cal
vino blanco por cada 100 ml 85 Cal

El consumo frecuente de vino en dosis elevadas ocasiona lesiones tisulares (especialmente en el sistema nervioso central y el hígado) siendo en este caso, como otras bebidas alcohólicas, un predisponente para la cirrosis y carcinomas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada